[es] Sandra Cuffe: “Por amor a mi país”: JUAN GABRIEL FIGUEROA TOME, otro Mártir de la Resistencia en la Zona Norte

Sector López Arellano, Choloma, Cortés, Honduras
el 9 de agosto del 2009

por Sandra Cuffe

Juan Gabriel Figueroa Tomé, de 30 años de edad, era casado con dos hijos pequeños. Laboró como empleado de la Municipalidad de Choloma. Junto con varios amigos y colegas del trabajo, participó en las marchas y actividades de resistencia contra el Golpe de Estado desde el mismo 28 de junio hasta su asesinato en las primeras horas de la madrugada del sábado, 8 de agosto.

El cadáver del jóven obrero fue encontrado con un disparo de arma de fuego en la nuca y otra herida en el tórax en el sector que se conoce como La Platanera del sector López Arellano, en el municipio de Choloma, departamento de Cortés, Honduras. Según el médico forense, fue asesinado aproximadamente a la una y media de la mañana del sábado. Aún el domingo, en los periódicos del país, su muerte no aparece como una noticia política, sino en la sección de ‘Sucesos’ como una estadística anónima más entre tantos asesinatos diarios en la zona.

Al darse cuenta del fallecimiento de Figueroa, muchas personas caminaron bajo el sol implacable por las calles de tierra del sector López Arellano para llegar al velorio en la casa de sus padres. Desde antes del traslado de su cadáver el domingo 9 de agosto del morgue de Medicina Forense en San Pedro Sula al sector, llegaban familiares, amigos, vecinos, colegas del trabajo, y compañeros de la resistencia para compartir el dolor y solidarizarse con la familia de luto.

En las paredes se habían pegado fotos del jóven Figueroa, sonriente y lleno de vida.

El hijo de Figueroa lloraba en los brazos de su tía, pero al preguntarle cuántos años tenía, logró mostrar los cuatro dedos de una mano antes de esconderse la cara.

La hija de cinco años extendió su mano de saludo y se miraba tan alegre, como si hubiera llegado la gente para una fiesta y no para despedirse de su padre, cuyo cadáver estaba cerca en su ataúd allí en el pequeño salón de la casa.

“Ella dice que su papi está dormiendo,” explicó la madre, al preguntarle qué entendían los niños sobre la situación.

Entre los saludos y abrazos de mujeres en la casa donde se crió Figueroa, su madre relató que a veces salía con amigos en la noche los fines de semana para vender cuando habían partidos de fútbol y disfrutar la vida un rato antes de regresar a casa en la motocicleta de su amigo. Conocidos lo habían visto fuera de una fiesta de baile a eso de la medianoche, y otros afirman que a eso de las 12:30 de la mañana, estaba jugando billar en el mismo sector.

El sector La Platanera, conocida como un sector muy peligroso en la zona, está algo retirado de los caminos entre el estadio, la fiesta, el billar, y la casa de Figueroa. Sus familiares afirmaron que nunca viajaba por esa zona.

“Lo llevaron allí porque allí nadie lo conoce,” dijo la madre de Figueroa. “Fue hasta en la mañana que pasó un conocido que lo reconoció y nos vino a avisar,” dijo.

Además, añadió la madre que fue evidente no mataron a su hijo en el sitio donde fue reconocido su cadáver, sino más abajo en el mismo sector, donde había “un pozo de sangre,” dijo. Además, fue hallado sin documentos de identificación ni la motocicleta amarilla en la cual andaba esa noche.

El jovén Juan Gabriel Figueroa Tomé era el único miembro de la familia que haya participado en acciones de resistencia contra el golpe. Llorando, su madre expresó que lo que se están preguntando las personas que lo conocieron es por qué a él lo asesinaron, ya que era conocido como un respetuoso trabajador que quería mucho a su familia y los vecinos del sector, y quien no andaba metido en ninguna actividad criminal o sospechoso.

El sector López Arellano está en la zona con la mayor taza de asesinatos del país, entre San Pedro Sula y tanto Choloma como El Progreso. Esa zona de mayor violencia, y también del femicidio, coincide con los corredores de las maquiladores y las Zonas Industriales de Procesamiento (ZIPs), exentas de impuestos, en las cuales se fabrican todo tipo de maquinaria y ropa para la exportación, principalmente desde Puerto Cortés a los Estados Unidos.

No obstante, un amigo de Figueroa manifestó que muchos creen que fue asesinado por su participación en las acciones del Frente Nacional de Resistencia en Contra del Golpe de Estado, explicando que “desde el 28 hemos estado allí en la resistencia en San Pedro, en Choloma, las caminatas, en todo estábamos con él.”

A las dos de la tarde, se celebró la misa funeraria en una iglesia del mismo sector a las dos de la tarde del mismo domingo 9 de agosto. No bastaban las sillas para la gran cantidad de personas que asistieron, así que varios se quedaron de pie y hasta en las afueras de la iglesia.

“A veces, nos preguntamos por qué la violencia. A veces nos preguntamos por qué fue asesinado en esa manera,” predicó el sacerdote.

“Este asesinato se realizó para mandar un mensaje claro a los pobladores del sector y de la zona norte en general,” dijo una defensora de los derechos humanos, quien atendió el velorio para solidarizarse con la familia de luto.

“No están asesinando a los reconocidos dirigentes ni del Frente ni de las organizaciones, sino a obreros, campesinos, y maestros desconocidos pero que sí han estado participando energéticamente en la resistencia. Es una clara táctica de contrainsurgencia para aterrorizar a la población al asesinar personas con las cuales se puede identificar el pueblo.”

“En particular, por la edad de la mayoría de los mártires, se está demostrando más y más que los asesinos ven como una seria amenaza al golpe la participación masiva de los jóvenes, quienes somos mayoría en este país,” manifestó.

Al salir de la iglesia a eso de las tres de la tarde, se acercó un amigo de Figueroa con más noticias. Hombres armados en una motocicleta habían circulado por la calle frente la casa de Figueroa y su familia en la misma mañana del velorio.

Además, contó el amigo, vecinos del sector que viven más cerca del sitio donde fue asesinado ya estaban comentando que hombres desconocidos en dos motocicletas habían seguido a un hombre tambien en moto en las primeras horas del sábado, a eso de la una de la madrugada. Según los testimonios, el perseguido se paró en el camino y les dijo que podían tomar la motocicleta sin problema, que no iba a oponerse.

“No es la moto que queremos, sino a vos,” le dijeron los hombres que lo perseguían, según los testimonios de los vecinos.

“Por aquí nadie ve nada, por temor, sabes” aclaró el amigo de Figueroa, al preguntarle sobre la descripción de los hombres y las motocicletas. “Puede ser de que cuenten de las cosas que hayan escuchado en la noche, pero aquí nadie ve nada…”

El viento soplaba por las calles del sector, dando alivio a la congregación que ya se alistaba para la procesión hacia el entierro en el cementerio. Muchas mujeres lloraban al salir de la iglesia, mientras que al parecer los hombres pretendían distraerse un poco entre los llantos y abrazos. Como siempre, los niños más chiquitos jugaban y reían, traendo sonrisas a quienes les estaban mirando.

Sentado en las afueras de la iglesia, un líder local de una organización involucrada en el Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado en Honduras estaba contando por teléfono del asesinato, de las amenazas de muerte que él mismo sigue recibiendo, y de las caminatas de miles de personas en resistencia que vienen acercándose a las dos principales ciudades del país en estos días.

Se pudo entender que se le había preguntado por qué siguen tantos miles de personas en la resistencia cuando hay una represión tan fuerte por parte de las autoridades de facto.

“Pues, primero, porque amo a mi país…”

# # #

A solicitud de la familia de Juan Gabriel Figueroa Tome, no se tomaron fotos. De igual manera, tanto por razones de privacidad como por razones de seguridad, se omitieron todos los nombres en este artículo, menos lo de Juan Gabriel Figueroa Tome, cuyo asesinato y participación en la resistencia al golpe de Estado ya son públicos.

Sandra Cuffe es fotógrafa y periodista independiente de Canadá. Vivió en Honduras entre el 2003 y 2007, y está otra vez en el país desde el 3 de julio del presente año. Actualmente, es corresponsal de DominionPaper.ca (Canadá), UpsideDownWorld.org (Estados Unidos), DefensoresEnLinea.com (Honduras), y maneja un blog bilingüe: http://HondurasSolidarity.wordpress.com

# # #

2 Comments

Filed under cobertura internacional, derechos humanos & represion, ESPANOL, noticias desde Honduras

2 responses to “[es] Sandra Cuffe: “Por amor a mi país”: JUAN GABRIEL FIGUEROA TOME, otro Mártir de la Resistencia en la Zona Norte

  1. buckmark1

    It is an awful thing that this young man was killed. Just a question… why is it assumed he was killed as an intimidation by those in the coup? Unfortunately, there is such a poor murder solve rate in this country, the truth will probably never really be known.

  2. akwesasnecounterspin

    It is not assumed by all that “he was killed as an intimidation by those in the coup”… If you read the article, you will see that his mother, family and many others do not know why he was killed. Others, including friends and resistance leaders, DO assume that he was killed in order to terrorize people so that they no longer participate in resistance to the coup.

    However, everyone, regardless of WHY they think he was killed do seem to agree that investigations will go nowhere and that this murder will remain in total impunity, along with countless others, as you mention…

    Sandra

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s