Tag Archives: Estados Unidos

OFRANEH: El Imperio, Derechos Humanos y la Honduras post golpe

El Imperio, Derechos Humanos y la Honduras post golpe.

El Departamento de Estado del gobierno de los Estados Unidos, efectuó su ritual anual de publicación del informe de los derechos humanos del año 2010, en el cual  señala el deterioro en materia de derechos humanos sufrido por el pueblo hondureño.

Es interesante que los Estados Unidos asuman el rol de determinar quienes transgreden el respeto a los derechos humanos, mientras se le olvida su cárcel en la Bahía de Guantanamo, territorio arrebatado a Cuba; y donde se pudren 172 detenidos en condiciones infrahumanas, peores a las sufridas por el soldado estadounidense Bradley Manning, acusado supuestamente de filtrar documentos a Wikileaks, y sometido a un tratamiento que bordea la tortura.

En el caso de Honduras la espiral de violencia que vive el país y el irrespeto a los derechos humanos, se incrementó en forma exponencial a partir del golpe de estado del año 2009, el cual fue perpetrado por el Poder judicial, acompañado del poder legislativo y ejecutado por los militares. Hasta la fecha nunca se explicó al pueblo hondureño la razón por la cual el avión donde iba el presidente enpiyamado fue a aterrizar en la base estadounidense de Palmerola, antes  de proseguir rumbo a Costa Rica.

A pesar que en un inicio Barack Obama definió la acción como golpe de estado, la actitud titubeante de su administración, sirvió para fortalecer la agresividad de la ultra derecha de los Estados Unidos, el “Tea Party”; siendo ulteriormente la calificación de “sucesión constitucional” otorgada por la Biblioteca del Congreso, una certificación de buena conducta a los golpistas.

La diferencia del tratamiento concedido al golpe en Madagascar con el sucedido en Honduras demuestra, la doble moral que acompaña la política exterior del imperio estadounidense. El golpe de estado del 21 de marzo del 2009, en contra de Ravalomanana, personaje en el poder desde el año 1992 y que pretendía vender enormes cantidades de tierra de la isla a Korea del Sur fue condenado enérgicamente por los Estados Unidos además de suspender la ayuda a Madagascar.

El golpe en Honduras contó con una supuesta suspensión parcial de la ayuda estadounidense. Sin embargo en el fragor del retorno de Zelaya y su estadía en la embajada del Brasil, el Ministerio de Seguridad de Honduras hizo uso de armas sónicas, procedentes de los Estados Unidos, cuando supuestamente existía un embargo en relación a la ayuda militar al gobierno de facto de Roberto Micheletti.

El índice de criminalidad que afecta al país (77,6 por cada cien mil habitantes, el mayor del planeta), es parte de la descomposición social existente, donde el sistema de justicia es totalmente inoperante, y según fuentes oficiales, “el  81% anual de los delitos denunciados no son investigados por la Policía de Investigación y el 80% de las órdenes de captura emitidas no son ejecutadas por la Policía”.

A pesar de las enormes debilidades existentes en materia de justicia, el enfoque dado por los funcionarios estatales y asesores extranjeros, es señalar al narcotráfico como el culpable de la situación existente en el país. Honduras, Salvador y Guatemala, conocidos como El triángulo de la muerte poseen un promedio de asesinatos fratricidas que supera a los países involucrados en conflictos bélicos.

La hecatombe causada por los promotores del golpe de estado, y sus herederos va más allá de la represión al movimiento social en desacuerdo con la defenestración de la democracia. Las supuestas elecciones democráticas en un ambiente enrarecido  por la manipulación política y la violencia, han servido para consolidar el poder y apetito voraz de la pequeña elite de poder nacional, que ha logrado implementar leyes atroces desde la flexibilización del mercado laboral, hasta la entrega del territorio nacional bajo el nombre de la “Ciudad Modelo”.

Estados Unidos aplica un doble rasero en cuanto a los derechos humanos. Como ejemplo está el singular correo electrónico enviado por el agregado de derechos humanos de la embajada de los Estados Unidos, Jeremy Spector, en referencia al violento arresto que padecí, después de haber sufrido el impacto de una bomba lacrimógena en mi vientre; Spector al referirse a la muerte de la maestra Ilsa Ivania Velasquez como un hecho contingencial, arremete contra los integrantes de la resistencia popular, acusándonos de vándalos, y como ejemplo se refiere al infortunado suceso donde supuestamente tres militares sufrieron  quemaduras.

En mi caso, las quemaduras que sufrí en el vientre, fueron causadas por una bomba lacrimógena made in usa, la que se supone es una arma de disuasión pero que los hondureños a ciencia cierta sabemos que son utilizadas como arma de agresión. Los militares cuando disparan las bombas lacrimógenas, no lo hacen con el propósito de dispersar las multitudes sino como un proyectil mortífero.

Hasta la fecha sigo siendo acusada de supuesta sedición, en un país  donde la protesta social ha sido criminalizada. La violencia está compenetrada en nuestra Honduras, pero el sistema de justicia y su brazo armado están mas preocupados por aplastar la oposición a un régimen elegido en circunstancias muy especiales, que en detener la espiral de violencia existente.

La fachada de respeto a los derechos humanos que pretenden vender la actual administración a los organismos internacionales, no es más que una farsa. Las “apagafuegos¨que utiliza  Porfirio Lobo, tratan de neutralizar las barbaridades que cometen los organismos de seguridad impregnados de la herencia del  3-16,  escuadrón de la muerte encargado de sembrar el terror en Honduras en la tenebrosa década los de años  80.

Los hondureños conocemos a ciencia cierta que no todos los estadounidenses son amantes de la guerra y el sometimiento. La actual política bélica de Obama y la balkanización que pretenden en el medio oriente,  es parte de la estrategia de ese 1% que controla el 40% del capital de los Estados Unidos, pareciendo las iniquidades de  su sistema económico cada día más a una república bananera. En días recientes Joseph Stiglitz publicó un artículo intitulado “Del 1% para el 1% y por el 1%”, en el que retrata una sociedad basada en una aberrante brecha social y la erosión de su sentido  de identidad.

La grave crisis en materia de derechos humanos que sufrimos en Honduras, no es más que un reflejo de la violencia impuesta por la elite de poder de los Estados Unidos a sus colonias de la  periferia.

La Ceiba Atlantida 15 de Abril del 2011

Miriam Miranda

Coordinadora General

OFRANEH


OFRANEH
Organizacion Fraternal Negra Hondureña
Calle 19, #130.
La Ceiba, Atlantida,
Honduras
telefax: 504-4420618
email:garifuna@ofraneh.org/ ofraneh@yahoo.com

Leave a comment

Filed under ESPANOL, noticias desde Honduras, derechos humanos & represion, comunicados

[es] Salvador Capote: Honduras y los cascos azules

Miles de la resistencia se congregan frente la ONU en Tegucigalpa al saber del regreso de Manuel Zelaya al pais. 21 sept '09. Foto: Sandra Cuffe

Honduras y los cascos azules

Salvador Capote

ALAI AMLATINA, 05/10/2009.- La crisis en Honduras permanece sin resolver y puede conducir a un conflicto de mayores proporciones con un alto costo para la oligarquía de ese país. No es extraño, por tanto, que en los círculos más reaccionarios de la nación centroamericana y también, desde luego, en los de Estados Unidos, se esté pensando ya en utilizar uno de los recursos de mayor efectividad para frustrar el ascenso al poder de los sectores populares. Esto es, imponer el envío de tropas “pacificadoras”, como los “cascos azules” de la ONU.

Si algunos ingenuos piensan que dichas tropas, ya sean de la ONU o bajo la bandera de otros organismos multilaterales, se integran de una manera equitativa, igualitaria, con la participación de todos los países miembros y que su función es crear y mantener la paz, viven en el mundo del realismo mágico. En la mayoría de los casos, si no en todos, la presencia de fuerzas extranjeras agrava y profundiza el conflicto y lo que mantiene no es la paz sino el statu quo, siempre en favor de las clases privilegiadas. Las llamadas misiones de paz de la ONU son financiadas casi totalmente por Estados Unidos y por los países europeos de la OTAN mientras que los soldados de fila provienen de países del Tercer Mundo. Unos son los que pagan y otros son los que mueren. Pero el que paga manda.

De acuerdo a datos oficiales, los cinco países que contribuyeron (año 2008) con mayor número de soldados a las misiones de la ONU fueron, siguiendo el orden que se expone: Pakistán, Bangladesh, India, Nigeria y Nepal. A los tres primeros corresponde una tercera parte de los 100,000 cascos azules desplegados en zonas de conflicto alrededor del mundo. Del último provienen los feroces gurkhas.

La ONU paga mensualmente al gobierno al que pertenece cada soldado $1,101, y $1,404 si éste domina alguna especialidad militar. El dinero lo cobra el gobierno que corresponde, el cual paga luego a la tropa la cantidad que estima conveniente (siempre una ínfima parte de lo recibido). Estos salarios, más el armamento, equipos y entrenamiento que proporciona la ONU, permiten a países pobres mantener una modernidad en sus ejércitos que de otra forma no podrían sostener. Surge así la paradoja de un militarismo incentivado por las misiones de paz. Por otra parte, como participar en estas misiones resulta lucrativo para los gobiernos y una forma de vida para los soldados, tanto los primeros como los últimos poseen un interés económico y militar en la prolongación de los conflictos.

Además, como la ONU carece de una logística propia, ésta depende absolutamente de los países desarrollados. Un funcionario de la ONU, el “Chief Administrative Officer” desempeña sólo un papel coordinador. Los países donantes, Estados Unidos en particular, determinan el flujo de abastecimientos y, por tanto, tienen en sus manos el control de todas las misiones aunque sus ciudadanos no participen. Y que nadie piense que éstas constituyen una carga económica para Estados Unidos y sus aliados. La intervención de las tropas de la ONU evita, hasta cierto punto, su presencia directa en los conflictos. Si la ONU no cumpliera esta tarea, ¿en cuántos lugares del mundo no estarían combatiendo o realizando funciones de gendarmería las tropas norteamericanas? Susan Rice, la nueva embajadora de Estados Unidos ante el máximo organismo internacional, citada por Jack Curry (1), afirma que la ONU realiza sus intervenciones por 1/8 de lo que costaría a Estados Unidos si actuara directamente. “Es un buen negocio –dijo- tanto desde el punto de vista de la seguridad como desde el punto de vista financiero”.

Estos soldados del Tercer Mundo tienen, casi siempre, muy bajo nivel de escolaridad, desconocen totalmente la historia, la cultura y la idiosincracia del país al cual son destinados, hablan probablemente un idioma distinto, no entienden las raíces ni las características del conflicto y la paga es su única o principal motivación. Debido a que actúan bajo la égida de un organismo internacional no clasifican como mercenarios, pero lo son en realidad.

En un estudio (Informe Machel) realizado por la ONU en 1996, Graça Machel, primera dama entonces de Mozambique, documentó: “En 6 de 12 investigaciones de campo realizadas para confeccionar este informe acerca de la explotación sexual de niños en situaciones de conflicto armado, el arribo de tropas de las fuerzas de paz se relaciona con un rápido aumento en la prostitución infantil”. Durante el conflicto en Bosnia, estas fuerzas se vieron involucradas en un sonado escándalo debido a que raptaban niñas para trabajar en burdeles como esclavas sexuales. Varios años después, el problema del abuso sexual a niños por parte de los cascos azules permanecía sin resolver. Un nuevo informe, preparado por la organización “Save the children”, publicado en mayo de 2008, denunció que “el abuso sexual de niños por trabajadores humanitarios y fuerzas de paz es común y los esfuerzos por proteger a los menores de estas agresiones son inadecuados”. “Save the children” basó su informe en visitas realizadas en 2007 a Haití, el sur de Sudán y Costa de Marfil. El estudio mostró un amplio espectro de abuso y explotación: niños intercambiando sexo por comida, sexo forzado, prostitución y pornografía infantil, tráfico de niños. El estudio ofrece el relato de un muchacho de 14 años que trabajaba en un campo de las fuerzas de paz en Costa de Marfil: “Nos piden especialmente niñas de nuestra edad. Generalmente son entre ocho y diez hombres que comparten a dos o tres niñas. Cuando sugiero una chica más grande, ellos dicen que quieren una niña pequeña”.

En un artículo publicado el primero de octubre de este año (2), el Washington Times señala que “el Congo es anfitrión del MONUC, acrónimo de la mayor y más costosa operación para mantener la paz en la historia de las Naciones Unidas. A pesar de una fuerza de 18,000 soldados y un presupuesto anual de más de $1.2 billones, las fuerzas de paz han sido incapaces de proteger a los pueblos y aldeas de los grupos rebeldes y de los soldados del gobierno”. Y cita al embajador de Austria, Thomas Mayr-Harting, diciendo que es “absolutamente imperdonable” que los civiles tengan que vivir bajo la amenaza de violencia donde está desplegada una misión de paz de la ONU. En el Congo, de acuerdo con el Fondo de Desarrollo para la Mujer de esta organización, cada día un promedio de 36 mujeres y niñas son violadas o torturadas sexualmente.

Para vergüenza nuestra, varios países latinoamericanos forman parte de MINUSTAH, acrónimo del nombre en francés de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití. No olvidemos que es el mismo Brasil cuya embajada en Tegucigalpa acoge al presidente Zelaya el país que la encabeza y cuyos soldados han masacrado, al menos en dos ocasiones, al pueblo rebelde pero indefenso de Cité Soleil. ¿Para qué ha servido MINUSTAH? –Para consagrar el golpe de estado de George W. Bush, en 2004, contra el presidente legítimo Jean Bertrand Aristide; para sostener la brutalidad del régimen espúreo interino de Gérard Latortue; para apoyar la persecución contra Lavalas; para sembrar el terror en los vecindarios considerados “pro-Aristide” de Bel-Air, Martissant, Grand Ravin, Pele y, por supuesto, en Cité Soleil. MINUSTAH no ha sido otra cosa que un ejército de ocupación que responde a los intereses de la elite haitiana y de la administración de Estados Unidos.

En una reciente y hábil iniciativa de la oligarquía hondureña, Adolfo Facussé, presidente de la Asociación Nacional de Industrias, junto a otros poderosos empresarios, dio a conocer a La Jornada un nuevo plan para salir de la crisis. Una de las propuestas del “Plan Facussé” es la creación de una fuerza multinacional que se encargue de hacer cumplir eventuales acuerdos. Esta fuerza externa –propone- estaría compuesta por tres mil soldados de Panamá, Colombia y Canadá. Pero ¡caramba!, ¿no es Panamá el único país que anticipa su reconocimiento al régimen que podría surgir de las elecciones de noviembre? ¿No es el ejército de Colombia el que bombardeó recientemente el territorio soberano de Ecuador para asesinar al comandante de las FARC Raúl Reyes? ¿No es Canadá un fiel aliado de Estados Unidos? Una fuerza multilateral formada por amigos de los golpistas sería como contratar al zorro para que cuide el gallinero. Me gustaría saber como reaccionaría la oligarquía hondureña ante una fuerza de paz con un contingente mayoritario venezolano y con un general bolivariano al frente.

Si los hondureños permiten la entrada en su país de una de las llamadas “fuerzas de paz”, estén o no bajo la bandera de la ONU, pueden dar por seguro que éstas no se retirarán hasta que la muy dependiente del imperio clase empresarial hondureña considere garantizados sus intereses durante los siguientes treinta o cuarenta años. No hay otra actitud digna que no sea la exigencia de la restitución inmediata y sin condiciones del presidente Manuel Zelaya; no hay otro camino válido que el de la resistencia.

Notas

(1) “Does the U.N. Serve American Interests?”, Jack Curry, PARADE, The New York Herald, Oct. 4, 2009.

(2) “U.N. rebukes nations over rape, torture”, Betsy Pisik, The Washington Times, Oct.1, 2009.

Leave a comment

Filed under cobertura internacional, derechos humanos & represion, ESPANOL, solidaridad internacional

[es] OFRANEH: Misil Mediático del Wall Street Journal dirigido al Frente de Resistencia al Golpe de Estado en Honduras



Video de la OFRANEH: Garifunas presentes en la resistencia al golpe de Estado en Honduras

# # # # #

Misil Mediático del Wall Street Journal dirigido al Frente de Resistencia al Golpe de Estado en Honduras

El pasado 10 de agosto, el periódico estadounidense Wall Street Journal publicó un artículo de la Sra. Mary Anastasia O’Grady, intitulado los Amigos Hondureños de las FARC, en donde señala tener las “pruebas” de la conexión entre la Unificación Democrática (UD) – partido político vinculado a la resistencia al golpe de estado en Honduras –  y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Una vez más las famosas computadoras de Raúl Reyes, son fuente de señalamientos a las organizaciones sociales y partidos políticos que no se encuentran alienados  a favor de los intereses de los Estados Unidos en la región. Las computadoras sobrevivieron al bombardeo del campamento de Reyes localizado en el Ecuador.

La violación territorial del ecuador a manos del ejercito colombiano y la incursión aérea, que aparentemente partió de la Base militar de Manta (Ecuador), fue justificada por el régimen de Alvaro Uribe con la información extraída de las computadoras, la cual implica en actividades terroristas  a un sinnúmero de personas y organizaciones con una trayectoria de lucha social a lo largo del continente.

Este no es primer artículo que publica la columnista del Wall Street Journal referente al golpe. Dos días después redactó un libelo intitulado, “Honduras defiende su Democracia” (1), en el que se ensaña en contra del presidente Manual Zelaya y reduce los hechos a la influencia de Hugo Chávez en el proceso político del país. La  pobreza generalizada y la aberrante estructura feudal  imperante en el país, fueron omitidos en el artículo en aras de defender a los golpistas  y los intereses de los Estados Unidos.

En el caso de las acusaciones que presenta la Sra O’Grady en contra de la UD y por ende al Frente Nacional de Resistencia al Golpe de Estado, fueron inmediatamente utilizados por los medios locales de prensa  afines a los golpistas,  los que en los últimos meses vienen cocinando a fuego lento la supuesta conexión entre el narcotráfico y Venezuela, ademas de mantener una permanente campaña en contra de Manuel Zelaya y la intención de efectuar una Asamblea Constituyente.

Señala la Sra O’Grady que “Obama tendrá que explicar su apoyo a una facción política aliada al crimen organizado. De acuerdo a la evidencia recogida por la inteligencia colombiana que me llego indirectamente”. Por supuesto que la fuente de la información se destaca por su “parcialidad” y son famosos sus falsos positivos.

La satanización del movimiento popular en América Latina ha sido una de las faenas que han asumido los medios de comunicación afines a la Sociedad interamericana de Prensa, la cual le otorgó un premio a la Sra O’Grady en el año de 1997.

Los agentes de prensa de la SIP han aprendido la lección de sus maestros del norte en el “arte” del llamado en inglés spinnig the news , la cual se puede traducir como la capacidad de distorsión de los hechos y la repetición de algunas frases de cajón que maquillan las falacias convirtiéndolas en supuestas noticias. Como ejemplo clásico de lo anterior, se encuentran las famosas armas de destrucción masiva que poseía Hassan Husein, que sirvieron de pretexto para efectuar la invasión a Irak por parte de los Estados Unidos.

El Wall Street Journal (WSJ) es propiedad de Rupert Murdoch (2), el magnate de los medios de comunicación y  especialista global en distorsión. Murdoch adquirió el diario en mayo del 2007, como parte de sus joyas de prensa escrita en peligro de extinción, y al servicio de sus posiciones ideológicas de extrema derecha, las que no ha escatimado para atacar al mismo Barack Obama (3).

Como consecuencia del artículo de O’Grady en WSJ es de esperar una incontinencia en los ataques de parte de los inversionistas económicos e ideológicos en el golpe de estado,m además de  un repunte en las agresiones a las democracias latinoamericanas, en especial en contra de los vecinos a Honduras.

O”Grady comienza con el “spin” de la supuesta información de las computadoras de Reyes, casualmente cuando el Frente de Resistencia Nacional en Contra del Golpe de Estado, del cual forma parte la UD, reúne en las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula a miles de manifestantes que marchan en repudio a Micheletti y su turba de empresarios.

Mientras tanto la administración de Obama muestra cada día más la hipocresía reinante en Washington. Si bien entre dientes reconocen que se efectuó un golpe de estado, tras bambalinas persisten en apoyar a los militares hondureños y los empresarios promotores de la defenestración.

La ilegalidad de los hechos es totalmente irrebatible, no obstante los intereses económicos del imperio se imponen en detrimento del estado de ley. El historial de golpes en Latinoamérica demuestra la imposibilidad de efectuar una asonada sino se cuenta con el beneplácito de la embajada y la bendición de la iglesia.

Por supuesto que la CIA prosigue canalizando fondos  a través de la National Endowment for Democracy (NED) para darnos lecciones sobre la versión gringa de la demo_crak_cia y sus efectos en la libertad de mercado, que aparentemente es la piedra fundamental de la ideología neoliberal imperante, y la cual nos imaginamos es la excusa vital del séquito de abogados de la Secretaria de Estado Clinton.

Hipocresía es esconder que Tanto Lanny Davis como Bennett Ratcliff y Roger Noriega, parte del Lobby a favor de los golpistas, han venido utilizando el Capitolio en Washington como un escenario más del golpe. Mientras la  Resistencia  Nacional en Contra del Golpe demuestra su repudio en contra de la intervención en las calles de Honduras, en los pasillos del Congreso estadounidense los abogados de la Clinton no solamente justifican la irrupción del estado de ley, sino que al mismo tiempo en base a la distorsión de la realidad venden falacias  fabricadas por una supuesta periodista con fuentes “indirectas” como si fueran hechos verídicos.

(1) http://online.wsj.com/article/SB124623282038066363.html Honduras defiende su democracia
(2) http://www.wired.com/epicenter/2007/08/confirmed-murdo/
(3) http://tinypic.com/view.php?pic=okoobs&s=4

Dado en La Ceiba a los 12 días de agosto de 2009
Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH
Teléfono (504) 4420618, (504) 4500058
Av 14 julio, calle 19, Contiguo Vivero Flor Tropical, Barrio Alvarado, La Ceiba, Honduras
email: garifuna@ofraneh.org, ofraneh@yahoo.com

Leave a comment

Filed under cobertura internacional, comunicados, derechos humanos & represion, ESPANOL, noticias desde Honduras, resistencia indigena

[es] Nestor Garcia Iturbe: Zelaya, !Cuidado con la Pacificcion!

EDITOR:  Néstor García Iturbe

“…. la sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo dondequiera que esté….

Afiche Frente Juvenil

ZELAYA,  CUIDADO  CON  LA  PACIFICCIÓN
Por:  Dr. Néstor García Iturbe

25 de julio del 2009.

El día 23 de julio el portavoz del Departamento de Estado del gobierno de Estados Unidos emitió una Nota de Prensa donde plantea que para el año 2010 el gobierno estadounidense, dando cumplimiento al  compromiso contraído en la reunión del Grupo de los 8 en Isla del Mar en el año 2004, superará el objetivo de capacitar y equipar 75,000 nuevos  efectivos en acciones de mantenimiento de la paz.
En la preparación de estos nuevos efectivos han intervenido, además del Departamento de Estado, el Departamento de Defensa y en especial los comandos de combate que Estados Unidos mantiene en distintos continentes, entre ellos el Comando de África, el Comando Central, el Comando Europeo, el Comando del Pacífico, y el Comando del Sur al que han dado particular importancia en esta operación.
Esta labor de gendarme internacional, que Estados Unidos se ha adjudicado con la anuencia del Grupo de los 8 y el pretexto de estar colaborando con la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el mantenimiento de la paz mundial, les ha permitido realizar invasiones y la intromisión en los asuntos internos de países con el pretexto de la “ingobernabilidad” y el “controlar situaciones” en que según ellos se ha puesto en peligro la vida de los ciudadanos.
Los ejemplos más recientes en la realización de estas operaciones denominadas de  “mantenimiento de la paz” los encontramos en la república Democrática del Congo, Haití, Líbano, Somalia y Sudan. Puede decirse que el programa para la “Iniciativa de Operaciones para la Paz Mundial del Departamento de Estado” conocido por las siglas (GPOI) ha estado involucrado en más de veinte operaciones en distintos continentes del mundo, en la que han participado 50,000 efectivos de los 81,000 que  se consideran capacitados para estas operaciones.
La estrategia de Estados Unidos es involucrar a otros países en este tipo de operación, no es solamente cambiarle el casco al soldado estadounidense y darle un casco azul con la bandera de la ONU. Para esto el programa del Departamento de Estado se amplió a ejércitos de 56 países a África, Asia, Europa, América del Sur y Central, se han habilitado dos sedes regionales y 23 centros de capacitación.
Regularmente cuando se organiza una fuerza de este tipo, el Jefe de la misma es un estadounidense y la composición de ella comprende un aproximado al 90 por ciento de efectivos estadounidenses con un 10 por ciento de efectivos de otros países.  Al mencionar cuales son los países que conforman la misma, se menciona el nombre de los mismos, lo cual se realiza para dar la impresión de que verdaderamente es una fuerza internacional bajo la dirección de la ONU la que está actuando.
En el caso de Honduras, una nación en que se ha dado un golpe de estado; donde los golpistas no son reconocidos por otros países ni por los organismos internacionales;  donde el presidente electo por el pueblo, acorde a la constitución y las leyes, se ve impedido de regresar al país y ejercer el poder que le ha sido conferido; donde la población de forma pacífica se enfrenta a las fuerzas armadas y estas le dispara, causando muertes inocentes; donde los golpistas secuestran, violan la constitución existente y los derechos humanos, pudiera decirse sin lugar a dudas que existe ingobernabilidad .
Los esfuerzos de Zelaya y sus seguidores por volver a llevar al país a su vida normal, han tenido la oposición de los golpistas, como se esperaba. Por otro lado, se han hecho esfuerzos orientados por el organismo regional, la Organización de Estados Americanos (OEA) tratando de buscar una solución aceptable para ambas partes, lo cual entra en el capítulo de lo imposible. Continúan las manifestaciones, la represión contra el pueblo, los muertos y los heridos.
Si la situación perdura, alguien puede pensar que para detener los asesinatos, expulsar a los golpistas y restituir el orden, la constitución y al presidente electo es necesario la “pacificación” del país y nada mejor para hacer esto que la “Iniciativa de Operaciones para la Paz Mundial del Departamento de Estado.” en cooperación con las “Operaciones para el Mantenimiento de la Paz” de Naciones Unidas.  En resumen, cambiarle los cascos a una División aerotransportada, sumar unos pelotones de países de América y proceder a  “pacificar” Honduras.
Zelaya, ¡CUIDADO CON LA PACIFICACION!

[El Doctor Nestor Garcia Iturbe tiene doctorado en Ciencias Historicas y forma parte del Consejo Asesor y el Consejo Cientifico del Instituto Superior para Relaciones Internacionales en la Habana.]

Leave a comment

Filed under cobertura internacional, derechos humanos & represion, ESPANOL, solidaridad internacional

[es] OFRANEH: La Clinton y su golpe de estado de tercera generacion en Honduras

OFRANEH en lucha... 4 de julio 2009. Foto: Sandra Cuffe

La Clinton y su golpe de estado  de tercera generación en Honduras.

A partir del 28 de junio en Honduras se ha dado un salto atrás histórico, revertiendo el país a la infortunada época de las botas militares como eje de gobernanza y destierro de los derechos humanos.

El golpe de estado se encuentra enraizado en la política de los neocon(servadores) de la época del régimen Bush, los que comenzaron desde hace años una ofensiva para frenar al movimiento social latinoamericano y los logros que han obtenido en el continente.

No obstante el supuesto cambio político acontecido en los Estados Unidos, su estrategia en el manejo de sus relaciones con las consideradas colinas de ultramar, no ha sido alterado;  y lo que se ha establecido como su inclinación por “las guerras preventivas”, en este caso se redujo a un golpe de estado preventivo, con una aroma de intervención en los asuntos internos de Honduras, de parte  del Departamento de Estado y el Pentágono.

Después de las reacciones iniciales de repudio al golpe de parte de Barack Obama y las titubeantes declaraciones de Hillary Clinton, la que no se atrevió a declarar los acontecimientos como un golpe de estado, quedó en el aire la ambigüedad del gobierno de Estados Unidos, y las dudas sobre su participación en el golpe de estado se incrementaron.

Honduras posee una dramática historia hilada a través de una serie de golpes de estado e intervenciones de Estados Unidos. En el corazón del país se encuentra la base militar estadounidense Soto Cano, la cual cuenta con la presencia de más de 600 efectivos estadounidenses y la pista más larga del istmo centroamericano. Honduras en tope de todo, se prestó para convertirse en una punta de lanza de  imperio con el propósito de atacar a Nicaragua durante la década  de los años 80, siendo la Base Soto Cano un legado de esa guerra fratricida.

El Presidente Manuel Zelaya aceptó de buena fe a instancias de la Sra. Clinton la mediación del Presidente costarricense Oscar Arias, abriendo un interregno  de negociaciones, que se convirtió en una compra de tiempo para ratificar a los golpistas y  esperar diluir el movimiento social que ha respaldado de forma persistente y heroica el retorno a la institucionalidad.

Sin embargo las supuestas negociaciones han estado plagadas de contradicciones e intervenciones de parte de la Sra. Clinton y sus agentes. En la primera ronda de negociaciones en San José, el Sr Bennett Ratcliff fue consultado paso a paso por la delegación golpista (1), mientras Lanny Davis fue contratado por empresarios hondureños para efectuar un cabildeo en Washington a favor del gobierno de facto. Existe la enorme casualidad que tanto Ratcliff como Davis son abogados cercanos a Hillary Clinton, destacándose Davis durante la campa del 2008 como un especialista en atacar a Barack Obama (2).

El golpe  de estado ha sido categorizado por  los golpista como una sucesión constitucional, abriendo puertas a una  nueva modalidad de golpe. Si en el siglo XIX, con la creación de las nacientes repúblicas en América Latina, se dio lugar a un caudillismo que ha sido retratado a la saciedad por nuestra imaginativa literatura, polongándose  hasta la figura del despótico Augusto Pinochet, ya para las postrimerías del siglo XX se presenta los golpes de segunda generación, tal como el efectuado por Alberto Fujimori en 1992, cuando cerró el Congreso en el Peru, acción imitada un año después por Elias Serrano en Guatemala.

El caso de Honduras puede dar inicio a una nueva tendencia, golpes de estado de tercera generación o preventivos, fraguados por el poder judicial en contubernio con el legislativo y por supuesto con la venia de los militares. Esta estrategia sería determinante para frenar los logros sociales que se vienen cosechando en el continente y destruir el bloque económico que surge con el ALBA, específicamente en países  con enorme potencial energético.

Las violaciones sistemáticas a los los derecho humanos, acompañados por un estado de sitio que ha durado practicante un mes, y la denegación al derecho a la movilidad que se está dando en la frontera con Nicaragua, además de la cacería humana de los manifestantes que apoyan al depuesto presidente, es una responsabilidad directa del gobierno estadounidense, en especial de la Sra Hillary  Clinton, la cual parece estar pasando una cuenta personal sobre la actitud asumida por Mel Zelaya y el Estado de Honduras en la última reunión del OEA en San Pedro Sula, un mes antes del golpe, en la cual el organismo interamericano finalmente corrigió su nefasta política hacia Cuba.

Los día pasan y el pueblo hondureño continua demostrando su repudio a los golpistas, pequeña oligarquía y por ende a las políticas imperialistas de los Estados Unidos. Es hora que la administración Clinton-Obama asuma responsabilidad de los hechos y aclare de una vez por todas su posición.  Los golpes de estado no generan la confianza de los pueblos y destruyen cualquier posibilidad de acercamiento a América Latina. Los días de la hegemonía han caducado y el imperio puede comenzar a recibir en su seno a la serie de torturadores y saqueadores de turno que nos han impuesto durante el último siglo.

(1) http://www.dailykos.com/story/2009/7/14/04917/9270
(2) http://www.nytimes.com/2009/07/13/world/americas/13honduras.html

Dado en La Ceiba, a los 27 días de Julio de 2009

OFRANEH

OFRANEH
Organizacion Fraternal Negra Hondureña
Calle 19, #130.
La Ceiba, Atlantida,
Honduras
telefax: 504-4420618
email:garifuna@ofraneh.org/ ofraneh@yahoo.com

[foto: OFRANEH en lucha. 4 de julio del 2009. Tegucigalpa. Foto por Sandra Cuffe.]

Leave a comment

Filed under cobertura internacional, comunicados, ESPANOL, noticias desde Honduras, resistencia indigena

[es] OFRANEH: 190 años después: Doctrina Monroe versus el Congreso Anfictiónico de Panamá

OFRANEH en pie de lucha. 4 de julio del 2009. foto: Sandra Cuffe, flickr.com/photos/lavagabunda[OFRANEH en pie de lucha. 4 de julio del 2009. foto: Sandra Cuffe]

190 años después: Doctrina Monroe versus el Congreso Anfictiónico de Panamá

En el año de 1823, Estados Unidos emitió la Doctrina Monroe: “America para los Americanos”, la cual fue elaborada por John Quincy Adams y atribuida a James Monroe. La doctrina supuestamente era dirigida a las potencias europeas, y señalaba como los Estados Unidos no toleraría la intromisión de potencia alguna en el continente.

Sin embargo para los Estados Unidos y precisamente para Monroe, existía la singular experiencia de la Isla de Amelia, en la Florida, donde 150 patriotas venezolanos la ocuparon en 1817, bajo el comando de Gregor Macgregor, siendo la fuerza bolivariana posteriormente desalojada por las tropas de Monroe, las que de paso aprovecharon para apoderarse de la Florida, la cual hasta esa fecha se encontraba bajo el dominio español.

Simón Bolívar en su visionaria Carta de Jamaica (1815), señalaba el ominoso papel que jugaría en un futuro los Estados Unidos y sus intenciones colonialistas. En el 1826 convocó al Congreso Anfictiónico de Panamá, para crear un bloque de naciones latinoamericanas que pudieran responder como tal a las agresiones imperialistas.  Expresamente ordenó no invitar a los Estados Unidos al Congreso, sin embargo con la traición enraizada que padecemos en América Latina, Francisco de Paula Santander procedió a invitar al país del norte.

Ya para 1840, los Estados Unidos procedieron apoderarse de la tercer parte de Mexico, invocando la infausta política  Monroe, la que llegó a su apogeo en los albores del siglo XX, cuando Theodore Roosevelt puso en práctica su famosa frase “Hay que hablar tranquilamente a la vez que se sostiene un gran garrote”, la cual conllevó a la apropiación de Panamá  y la implementación de la política de las cañoneras a lo largo de América Latina.

Ciertamente uno de los capítulos más tristes de nuestra historia, es la invasión a Honduras que parte de un Burdel en Nueva Orleans y tres meses después los conspiradores se encontraban en la casa presidencial en Tegucigalpa. Sam Zemurray (banana man) financió a Manuel Bonilla y su ejercito de mercenarios gringos para apoderarse de Honduras y así proceder a implementar un modelo de estado manejado por una multinacional frutera. Hoy en día se puede considerar a Sam Zemurra y su cipayo Manuel Bonilla como los padres del modelo de república bananera que persiste hasta la fecha.

El modelo colonialista impuesto por los Estados Unidos a lo largo del Siglo XX, encontró su tropiezo con el arribo al poder del geoestratega  Hugo Chávez y su visión Bolivariana. A partir de 1998 comienza la creación de un bloque antihegemónico, por intermedio de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, conocida como el ALBA, y el que ha logrado con cierto éxito frenar los tratados de libre comercio impuestos por la administraciones de los expresidentes Clinton y Bush, poniendo en jaque la iniciativa estadounidense  del Área de libre Comercio de las Américas (ALCA)

El Alba en su esencia no es más que la visión de la unión de los pueblos de América Latina para responder a las agresiones económicas, políticas y militares provenientes del norte, tal como lo planteó Simón Bolívar en su visión del Congreso Anfictiónico de Panamá.

Por supuesto que los Estados Unidos viene haciendo todo lo posible por desarticular el movimiento social latinoamericano y su respuesta de visiones hegemónicas que han incrementado  el abismo entre las clases sociales y incrementado la pobreza de los más desfavorecidos.

El nefasto golpe del 28 de junio pasado en nuestro país, no es más que una respuesta del imperio a los procesos de descolonización promovidos en América Latina. No obstante el trabajo de desinformación y promoción de grupos afines a la reducida elite dominante, promovido por la National Endowment for Democracy (NED) y la USAID, fueron incapaces de prever la respuesta de la gran mayoría de los desposeídos del país que hasta la fecha  permanecen en pie de lucha, refutando la visión impartida por los medios de comunicación – muchos de ellos autocensurados –  promotores del golpe de estado.

La polarización de clases y el socavamiento del estado de derecho por intermedio de una Corte Suprema de Justicia y un Ministerio Público sin verguenza, que se han comportado afines a las políticas intervencionistas del imperio,  y se han convertido en cómplices de la destrucción  de la democracia.

El experimento político militar que se esta efectuando en Honduras, no es más que una receta elaborada por los neoconservadores estadounidenses para diluir cualquier intento de frenar la Doctrina Monroe e implementar la visión bolivariana del Congreso de Panamá. Honduras ha sido escogido como el campo de batalla  entre la visión hegemónica y la independentista.

Mientras tanto, el gobierno de facto ha demostrado una vez más su actitud sumisa al imperio: muestra de ello es la presencia de Bennett Ratcliff y un interprete en las negociaciones de San José, auspiciadas por Hillary Clinton y el presidente Arias, donde los delegados del golpista Miceheletti, consultaba los pasos a seguir con el funcionario norteamericano. Estas son señales innegables del sometimiento absoluto de los golpistas a las indicaciones de la administración Clinton_Obama.

Pero la señal más clara del gobierno de facto es la inclusión del torturador Billy Joya como ministro asesor de Micheleti. Esa escogencia  es una señal macabra para un pueblo que fue sometido durante años a una guerra psicológica por parte de los secuestradores  del poder, que durante décadas han mantenido a los hondureños sometidos y pretenden a través del miedo repetirlo en una ocasión más.

A pesar de todos las estratagemas de dominación de parte del imperio y la agresión hacia el el pueblo hondureño, la resistencia continúa. Para la OFRANEH la restitución del orden institucional no consiste únicamente en el retorno del presidente Manuel Zelaya. Los objetivos de la lucha van más allá. Los pueblos Indígenas y Negros exigimos cambios constitucionales que nos visibilicen y garanticen el reconocimiento de nuestros derechos, y sobre todo que tengamos la certeza de la existencia de una democracia participativa, donde el pueblo soberano tome sus propias decisiones y dejemos ser caricaturas al servicio de los intereses foráneos.

A los casi dos siglos de la Doctrina Monroe y del Congreso Anfitiónico de Panamá, los pueblos de América Latina luchamos por nuestra verdadera independencia y el derecho a la no injerencia. Es hora que la administración Clinton-Obama reconsidere su política intervencionista y proceda a una relación de respeto hacia América Latina

La Ceiba 16 de Julio del 2009.

Organización Fraternal Negra Hondureña, OFRANEH

OFRANEH
Organizacion Fraternal Negra Hondureña
Calle 19, #130.
La Ceiba, Atlantida,
Honduras
telefax: 504-4420618
email:garifuna@ofraneh.org/ ofraneh@yahoo.com

Leave a comment

Filed under cobertura internacional, comunicados, ESPANOL, noticias desde Honduras, resistencia indigena